Montar en globo es una experiencia tan especial, que recomendamos vivirla al menos una vez en la vida.

Cómo trascurre un día de vuelo.

Desde el momento en el que el pasajero sabe que va a efectuar el vuelo, la expectativa constituye una parte importante de su sueño. Comienza su aventura.
Lo comentará con todas sus amistades y la ilusión se apoderara de él.
Muchos tardarán en conciliar el sueño la noche anterior para madrugar sin que sea un esfuerzo. Con cierto nerviosismo ante el globo deshinchado esperando por ellos, las cámaras de fotos no dejarán de funcionar.
Algunos ayudarán y todos sonreirán; y la imagen permanente del anfitrión les unirá y motivará aún más

El placer de volar

¿Quién no ha soñado con volar alguna vez?
Viajar en globo es probablemente lo más parecido a vivr esta experiencia sin los artificios que conlleva la tecnología. Es una manera de verlo todo desde el cielo, con un ritmo propio y además disfrutando de otros muchos alicientes adicionales (desde la buena compañía, hasta los paisajes más espectaculares en toda su plenitud).
En Windtrotter Balloons desarrollamos experiencias a medida, con diferentes objetivos, y sin limitación geográfica. Consúltanos y te contaremos infinidad de posibilidades.

Miles de ideas, un cielo de posibilidades

Viajes a lugares especiales, eventos de empresa, “teambuilding” y una infiniad de experiencias a medida… todo contando con la experiencia, seguridad y garantía de un gran equipo de profesionales.

Temprano por la mañana, nuestros invitados acuden al punto de encuentro y con un café en las manos, el Capitán les da la bienvenida y les comenta el briefing de la mañana.

Todos juntos, acuden a la zona de vuelo. Observan cómo los majestruosos aparatos comienzan a izarse. Es el instante en que las fotos se cuentan por cientos y suele respirarse una gran emoción entre los asistentes. ¡Nadie  se lo quiere perder!

A continuación se invita a subir al pasaje, recordándoles las posturas más apropiadas para abordar y las particularidades del aparato.
Un instante después se sueltan amarras y el silencio…es absoluto. Solo se escucha el rugir de los quemadores …son momentos llenos de emoción, que suelen ser capturados para siempre por los viajeros con sus móviles.

Después de un paseo por las nubes que jamás olvidarán, el globo finalmente aterriza. Entre risas y abrazos, brindamos con los nuevos amigos para celebrar la maravillosa experiencia vivida en equipo.

Prepárate para cambiar el ranking de tus mejores recuerdos

¿Te vienes a dar un paseo?

¡Despeguemos!