Atrae la máxima atención para tu marca de manera elegante y efectiva.

Los globos como herramienta

Un globo orientado a publicidad, si bien suelen ser algo más pequeños que los destinados al transporte de viajeros,  es una enorme herramienta publicitaria de más de 20 metros de altura, y unos 3000m³ de volumen.

La cautivadora atracción de un globo y su efecto

El vuelo, o la mera presencia de un globo aerostático es algo casi imposible de pasar por alto. Más allá de edades o situaciones particulares, hay unanimidad al considerar como foco inmediato de nuestra atención ver volar o elevarse a unos de estos gigantes en el horizonte. Y no solo tienen una enorme capacidad de captar nuestra atención, si no que además, producen un efecto tan difícil de describir como perdurable en nuestro recuerdo.
Por todo esto y mucho más, desde hace décadas los globos aerostáticos son un poderosa herramienta que han demostrado en infinidad de ocasiones su eficacia a la hora de dar a conecer o difundir proyectos, marcas o productos.

Log globos aeroestáticos como generadores de contenido

Hoy en día, además del efecto inmediato y presencial que un globo puede producir, las nuevas herramientas de marketing y especialmente el uso de redes sociales han abierto una nueva puerta para potenciar de manera muy significativa el efecto y alcance de estos medios. Esto repercute de manera importante en la rentabilidad que implica hacer uso de un gigante, porque la inversión inicial se amortiza de manera más evidente, ante un coste similar, gracias a obtener un alcance enormemente mayor.
Ya no se trata solo del enorme efecto positivo que puede obtener una marca por ser vista en un globo en un momento y lugar determinados, si no que cada evento o campaña puede llegar, con efectos similares, a miles de usuarios de manera rápida y eficaz.

¡Aquí va tu marca! Lo más visible posible y bien destacada para que se vea a lo grande.
Envoltura o vela La parte más grande del globo y la que sirve de lienzo para tu campaña de marketing ideal.
Barquilla. Aquí nos subimos los del equipo para asegurarnos de que todo va perfecto.
↑ Partes de un globo publicitario.

Ofrecemos un escaparate flotante de enormes dimensiones y posibilidades y con un probado efecto de impacto.  Nuestros profesionales además, aportan la experiencia necesaria para que cada evento publicitario tenga las medidas de seguridad necesarias para que todo salga según lo previsto.

Diferentes formas al servicio de cada proyecto:

Los globos pueden diseñarse con una enorme variedad de formas y estilos, adaptándose así a las particularidades de cada marca, producto o evento. Cuanto más se adapte el diseño, más eficaz será para los objetivos de la campaña y mayor será el impacto visual. Por otro lado los globos con un diseño o forma estándar también pueden adaptarse tomando los colores corporativos y beneficiándose de una mayor maniobrabilidad. Nos adaptamos a cada objetivo en base a las necesidades y expectativas de cada cliente.

Tipos de vuelo publicitario

Vuelo cautivo:

En este caso, el globo permanece anclado al suelo mediante cuerdas. Necesita una explanada de aproximadamente 40x40x40m libres de obstáculos.
El globo asciende hasta una altura de 10/15 metros.
Estos vuelos permiten realizar exhibiciones nocturnas, donde la vela con su luminosidad se deja ver desde kilómetros al romper la oscuridad de la noche.
La duración de estos trabajos se aproxima a las dos horas, durante las cuales el público asistente puede tener su “bautismo de vuelo” unas 100 personas por
vuelo.

Vuelo libre:

Consiste en sobrevolar una determinada zona de interés, despegando desde un punto y aterrizando en otro distinto una vez conseguido el objetivo. La duración del vuelo es de aproximadamente 1 hora.
Las mejores horas de vuelos son las primeras y ultimas del día, están prohibidos por la DGAC los vuelos libres nocturnos. El coste por impacto de esta actividad es muy bajo y puede compaginarse fácilmente con otras actividades.

Descubre de primera mano
todas las posibilidades que podemos ofrecer a tu empresa, marca o proyecto

¿Montamos algo importante?

¡Despeguemos!